domingo, 20 de mayo de 2012

El Laoconte

Me gustaría hoy compartir una historia muy curiosa:

El Laoconte es una de las obras más famosas de la Historia del Arte. Maravilla a todos los visitantes de los Museos Vaticanos al igual que maravilló a los hombres de la Antigüedad.


El grupo escultórico es una obra helenística perteneciente a la Escuela de Rodas y fue realizado por Agesandro, Polidoro y Atenodoro. Mide 2 metros y 42 centímetros y fue realizada en bronce entre los siglos III-II aC, aunque lo que se conserva es una copia en mármol del siglo I.

Representa el momento en que el sacerdote (Laocoonte) y sus dos hijos son atacados por serpientes marinas enviadas por Atenea. Según La Eneida de Virgilio, Laoconte advirtió a sus paisanos del peligro que correrían si dejaban entrar el caballo de Troya. Atenea, para impedir que consiguiera su propósito, envió las serpientes para los que mataran. Es un paradigma de la sensación de movimiento y expresividad y todo ello realizado con un enorme virtuosismo técnico.


La escultura apareció en pleno Renacimiento. El 14 de Enero de 1506 un campesino encontró nueve fragmentos de una estatua de mármol cuando se encontraba trabajando sus tierras en la colona del Esquilino, zona que en tiempos antiguos había sido parte de la Domus Aurea de Nerón y después del Palacio de Tito. Al enterarse el Papa Julio II envió al arquitecto Giuliano de Sangallo y a Miguel Ángel a inspeccionar los restos y estos quedaron maravillados.

El descubrimiento fue todo un espectáculo en Roma. El Papa consiguió hacerse con ella, por algo más de 600 ducados, para su colección particular y la llevó a los Palacios Vaticanos atravesando las calles de la ciudad en un desfile triunfal. La colocó en el Patio del Belvedere en el nuevo complejo diseñado por Bramante y dispuso a su lado otras obras maestras.

Cuando fue descubierta le faltaban los brazos derechos de Laocoonte y de uno de sus hijos, y la mano derecha del otro hijo además de algunas partes de las serpientes.


Se decidió restaurar el grupo escultórico lo que provocó no pocas protestas. Miguel Ángel propuso restaurar el brazo del padre en posición de flexión, incluso lo hizo aunque nunca llegó a ponérselo y actualmente se expone junto al grupo escultórico.

Una primera restauración fue realizada por Bandinelli en cera presentando el brazo doblado pero en 1532 fue modificada por Montorsoli que realizó su versión en terracota y con el brazo estirado.



En el siglo XVIII Cornachini volvió a restaurar la obra colocando los añadidos en mármol y cambiando el brazo del hijo poniéndolo también en posición estirada.


En 1905 el arqueólogo Ludwig Pollack identificó el brazo original en una vieja tienda de Via Labicana. El brazo tenía la posición flexionada como ya había dicho Miguel Ángel. En una restauración realizada entre 1957 y 1960 por Filippo Magi se colocó en la obra retirándose las piezas añadidas con anterioridad.



FUENTE: QuHIST

RECOMENDACIONES:




No hay comentarios:

Publicar un comentario